Saltar al contenido

Encuentra tu perfecto vestido de novia

Pueden existir muchos días de gran alegría y gozo en la vida de una mujer, pero sin lugar a dudas, el día de tu boda tiende a resaltar entre todos ellos. Esa mezcla de nervios y emociones hacen de ese día una montaña rusa llena de picos de euforia, sin lugar a dudas, es una fecha mágica que siempre guardaremos entre nuestros más gratos recuerdos.

¡Pero aguarda un momento! primero hay que tener listos todos los preparativos y un detalle que nos causa mucha preocupación es encontrar el vestido de novia perfectopara ti.

  1. Estructura la logística básica de tu boda

Aunque no lo creas, el lugar, la formalidad, la fecha y la hora en la que se realiza la boda, va influir en cómo se verá el vestido. Es decir, si el lugar es una iglesia lujosa y la fiesta en un salón glamoroso, el vestido tiene que estar a la altura del evento. En cambio, si es en la playa, con el atardecer, tanto la tela, tonalidad y frescura del vestido son detalles que debes de cuidar para lucir bella y armoniosa con el entorno.

  1. Diseña tu presupuesto

Ya tenemos una pequeña idea de cómo será el evento, no es necesario tener cada minúsculo detalle cubierto, solo lo que crees que puede influir en el diseño del vestido. Ahora es momento de establecer cuánto piensas invertir en una de las piezas, por no decir la más importante, del evento. Este paso es delicado, te guiará en la selección de tu vestido y ayudará a mantener la cabeza centrada durante la búsqueda.

  1. Investiga sobre vestidos de novias

Puedes comprar algunas revistas de novias, pero internet siempre va a ser tu más grande aliado para averiguar todo lo que necesites para tu boda.

Investiga todo lo que puedas, desde la forma que tiene tu cuerpo, hasta los cortes de vestido y escote que te pueden favorecer más. Aunque no lo creas, tan solo una pequeña parte, como el escote, puede alterar como lucirá tu vestido, así que hay que cuidar cada detalle. Para elegir el escote ideal hay que tener en cuenta desde el tamaño de tu pecho, hasta la forma y largura de cuello; además de tomar la decisión de cuánto queremos resaltar y exponer esta zona. Los escotes más conocidos son el de corazón y el cuello en V; sin embargo existen muchos otros con diferentes estilos, como el asimétrico y reina Anne, que te pueden encantar también.

Debes tener en cuenta que si tienes poco busto, un vestido con muchos detalles en esta área te ayudará a dar la ilusión de mayor volumen. Si ocurre lo contrario y tienes grandes pechos, lo ideal es que seas más discreta en esta zona y te enfoques en destacar una que lo necesite más.

Los hombros también influyen en la forma del escote, si son muy amplios, un escote estrecho y bajo ayudarán a disimularlos. En cambio, si son estrechos, un escote amplio y abierto hará que se vean más anchos, esto le proporcionará mayor equilibrio a tu figura.

  1. Decide el corte de tu vestido de novia así como el color ideal para ti

Otros detalles importantes que ya debes tener en mente son: los posibles cortes que pueden lograr resaltar tus mejores atributos, los colores que conseguirán que tu piel luzca radiante y naturalmente fresca con la iluminación que cuentas para el día especial y, sobretodo, cómo puedes adaptar esos dos detalles a tu estilo personal, para que resalte tu personalidad.

Ten en cuenta los aspectos de tu cuerpo que quieres resaltar y disimular, en función a eso puedes elegir el corte adecuado, existen varios tipos de cortes, como:

  • Evasé: remarca busto y cintura, disimulando caderas y trasero gracias a un recogido lateral.
  • Entallado: destaca todo el cuerpo. Con un escote en V, estiliza y larga la figura. Dejando hombros descubiertos, se puede disminuir la cintura para crearle forma a cuerpos rectangulares
  • Recto: alarga la silueta y se amolda al cuerpo. Puede ocultar kilos y amplias caderas si la falda fluye.
  • Sirena: resalta cintura, vientre y añade curvas la silueta. Con escotes cerrados, puede disimular grandes espaldas.
  • Imperio: achica la cintura, alarga la silueta y disimula caderas anchas y busto grande o pequeño.
  • Línea A: resalta la silueta de reloj de arena y equilibra las proporciones de los hombros. Es perfecto para todo tipo de cuerpo y estatura.
  • Tipo enagua: sencillo, elegante y sensual, te ayuda a moldear tu cintura y, dependiendo del escote, realza tus pechos.
  • Princesa: resalta una cintura pequeña, aumenta el busto y disimula la cadera y la zona de los muslos. Puede achatar a las mujeres pequeñas.
  • Trompeta: con una cintura ajustada, aumenta la atención en la parte de abajo de la figura y disimula hombros amplios.
  • Ball gown: Con un escote cerrado, disimula espalda y hombros amplios; resalta una cintura ceñida y aumenta el busto.

Tomate tu tiempo y examina tanto tu cuerpo, como cada corte de los vestidos. Abre tu mente y ten en cuenta diferentes opciones que acentúen distintas partes de tu cuerpo. Esto te ayudará a que tengas claro los posibles modelos que te gustaría probarte el día que salgas con tus amigas a buscar tan deseada prenda

  1. Tomate tu tiempo buscando el vestido de novia especial

Algunos consejos para el día de las sesiones de prueba son:

  • No lleves maquillaje para evitar manchas.
  • Lleva zapatos cómodos para caminar, pero los tacones, del tamaño similar a los de tu boda, en la cartera.
  • Acompáñate de amigas honestas, pero no te dejes presionar por nadie, recuerda que es tu vestido.
  • Lleva una libreta y una cámara para apuntar nombres y direcciones de los lugares, junto con los vestidos que te probaste.
  • Lo más importante es sentirte cómoda, prueba bailando y moviéndote un poco.

No te olvides de disfrutar tu experiencia al máximo, no te apures, sabrás que es tu vestido cuando, después de probártelo muchos veces, es el que te hace lucir mejor y segura, logrando que tu belleza natural sobresalga y vistas una sonrisa que nadie podrá igualar.